Qué es una correduría de seguros

Casos prácticos

Particulares y empresas contratan cada vez más sus pólizas a través de una correduría de seguros. Conozca los servicios y beneficios que aporta una correduría de seguros a sus clientes mediante estos ejemplos.

Siniestro en comunidad de vecinos

 

El corredor de seguros vela por los intereses de su cliente

Pedro López tiene su vivienda (continente) asegurada a través de póliza de comunidad intermediada por una correduría de seguros. No tiene seguro de su contenido.

Un fin de semana que estaba ausente de su domicilio, se produce una importante fuga de agua procedente de la rotura del tubo de su lavadora, la cual produce elevados daños tanto en su vivienda como en dos viviendas inferiores. La compañía aseguradora rechaza el siniestro argumentando que está excluido ya que solo se asegura continente.

A petición del asegurado, la correduría de seguros revisa la póliza de la comunidad y comprueba que en su Condicionado General, en la garantía de Daños por Agua de los Copropietarios, al tratarse de un condicionado antiguo, no se excluyen los daños derivados de electrodomésticos, aunque en el condicionado actual de esta compañía se encuentren expresamente excluidos.

La correduría habla con la compañía y facilita copia del Condicionado General vigente de dicha póliza, señalando el párrafo que afecta. El siniestro se cubre y la compañía paga tanto los daños en su vivienda como a terceros por un importe de 15.000 €.

 

“Si no fuera por mi corredor de seguros la compañía hubiera rechazado el siniestro, teniendo que pagar los daños de mi bolsillo. En todo momento veló por mis intereses y se preocupó por mi”
Siniestro de responsabilidad civil

La intervención de un corredor de seguros te garantiza el mejor asesoramiento

Juan García tiene contratado a través de una correduría, un seguro Multirriesgo del Hogar para el contenido de su vivienda.

Un perro de su propiedad, de raza “no peligrosa”, agrede a un visitante a su domicilio y le produce diversos daños (mordedura, rotura de gafas).

Juan está preocupado porque no sabe como proceder para compensar al agredido por unos daños de los que se considera responsable, ni siquiera sabe que tiene cobertura por su póliza. Desde la correduría, para su sorpresa, le informan que el siniestro se encuentra cubierto e inician todos los trámites necesarios para la resolución del mismo.

 

“En la correduría prepararon el escrito de reclamación del perjudicado, y enviaron las facturas a la compañía de seguros para que indemnizara a mi amigo” Juan García

Seguro de continente e hipoteca

Un corredor de seguros es un profesional independiente que conoce a fondo el mercado de seguros

 

Javier Sánchez solicita una hipoteca para adquirir su vivienda. La entidad bancaria, para la concesión del crédito, le exige la contratación de un seguro de continente que incluya cláusula de cesión de derechos a su favor, por el valor de tasación. También le indica que debe asegurar la vivienda en una compañía perteneciente a su grupo empresarial.

Javier se pone en contacto con la correduría de seguros que intermedia la póliza de su comunidad de vecinos. Se le informa que en base a su coeficiente de participación en dicha comunidad, le corresponde un capital asegurado para el continente de su vivienda, con lo cual no tiene sentido la contratación de un seguro de continente independiente que supone duplicar el gasto y pagar dos primas para un mismo riesgo. Se le indica que es conveniente asegurar el contenido de su vivienda y para ello se le presentan ofertas de varias compañías buscando el mejor precio y las garantías mas completas. También se emite suplemento sin coste alguno incluyendo cláusula de cesión de derechos de la póliza de comunidad a favor de la entidad bancaria.

 

“La opción planteada por mi corredor de seguros me supuso un importante ahorro y fue aceptada por el banco”
Seguro de Automóvil

Con un corredor de seguros puedo estar seguro y despreocuparme

 

Luis García confía el Seguro de su Automóvil a su Corredor de Seguros. Especialmente desde el día en que se desplazó en su coche de Pamplona a Hendaya para coger un tren a Paris donde perderse cinco días…

Con el tiempo justo, no había donde aparcar y, con las prisas, no calculó bien y se golpeó con un saliente de un camión que le rompió la luna trasera y causó un fuerte impacto en el techo de su vehículo… ¿y ahora qué?.

Eran las 8,30, y en 25 minutos partía (con o sin él) el TGV a París.

“Igual mi Corredor de Seguros me ayuda en algo” fue lo primero que pensó… Una llamada a su móvil bastó.

En efecto, rápidamente, el Corredor asume el caso como propio y tras confirmar coberturas, le indica a su cliente que puede coger el tren dejando el coche abierto, con las llaves bajo el asiento del copiloto, y que en menos de media hora una grúa recogerá su vehículo, asegurado a Todo Riesgo, para trasladarlo a un taller oficial de Irún para su peritación y reparación… O bien se olvide en principio de su viaje, y gestione personalmente la operación…

Confianza es el motivo de la relación Cliente – Mediador optando por seguir su indicación y coger el TGV.

El Corredor de Seguros, gestionó con Asistencia en Viaje (división Internacional) la recogida del vehículo mediando un fax autorizándolo excepcionalmente dado que no recogen vehículos sin estar presente un responsable. Igualmente coordinó la entrega en el taller.

Finalmente, a las 9,25 horas mandó un SMS a su cliente para desearle un feliz viaje, e informarle de la situación de su vehículo. También le informa que al regresar un Domingo por la noche, deberá llamar en cuanto llegue a Asistencia en Viaje para que solicitar un taxi que le recoja en la estación y le traslade hasta Pamplona sin coste alguno. El lunes tranquilamente ya terminaríamos el expediente…

Cada caso es especial para nuestros clientes y requiere de un Seguimiento Personalizado cuando más nos necesitan.

 

“Pude disfrutar de mi viaje con la tranquilidad de saberme atendido por un Profesional. Una línea directa nunca me hubiera prestado un servicio tan personal”
Seguros de Vida

Múltiples posibilidades de seguros de vida o de ahorro

 

Juan Pérez disfrutaba de una situación profesional y familiar envidiable y acababa de tomar una de las decisiones más importantes de su vida: Comprarse la vivienda de sus sueños.

Obtuvo una buena financiación bancaria, y entre los muchos papeles que le ofrecían a firmar figuraba la contratación de un Seguro de Vida que le garantizaba un Capital para cancelar el préstamo en caso de que le ocurriera algo… Si de algo era consciente, era que la decisión que estaba tomando era de tal importancia que precisaba de un asesoramiento profesional de un Corredor de Seguros.

Su Corredor le asesoró detalladamente de los Capitales que debía cubrir, las Garantías que mejor se adaptaban a la financiación solicitada y a su situación profesional y familiar. Le planteó las mejores opciones existentes en el mercado asegurador de una manera objetiva y profesional.

Cuando lo tuvo claro, Juan contrató el Seguro y realizó el reconocimiento médico que por los capitales contratados precisaba. Fijó los beneficiarios asesorado por su Corredor acerca de las consecuencias que podría hacerlo de una u otra manera.

Su Corredor le facilitó el certificado necesario a favor de la entidad financiera por el Capital de su Hipoteca, y se comprometió a una revisión anual de sus contratos de cara a su permanente actualización.

Desgraciadamente, el Sr. Pérez falleció de fatal accidente de tráfico ocho años después.

Su Corredor de Seguros se encargó de toda la tramitación en el cobro de las prestaciones contratadas.

 

“Mi padre recibió el mejor asesoramiento y en nuestra familia siempre tendremos presente la importancia que tiene un contrato de Seguros intermediado por un Corredor de Seguros que siempre vela por nuestros intereses” María Pérez

 

Defensa Jurídica

El corredor de seguros gestiona con profesionalidad todos los trámites necesarios

 

Jaime López nunca pensó que un Seguro de Defensa Jurídica le podía ser de tanta utilidad, pese a contratarlo tras recomendación de su corredor de seguros.

Por poco más de 100 euros anuales tuvo un servicio de primera cuando más lo precisó, el día que se quedó sin coche al incendiarse el taller donde lo había llevado para su reparación.

Al principio parecía que todo iba a solucionarse rápidamente y el Seguro del Taller respondería de mis daños dado que tenía mi seguro a terceros, pero las cosas empezaron a torcerse.

Mi corredor de seguros entendió que no debía demorarse la reclamación y se reclamó inicialmente de manera amistosa al taller, pero ante su silencio se procedió a la reclamación judicial, obteniendo una sentencia favorable que incluyó el valor de mi vehículo y los daños y perjuicios que tuve que hacer frente por carecer de coche una temporada.

 

“No sabía que tenía un “abogado en casa” hasta que se incendió mi coche. La cercanía de mi corredor de seguros y del Letrado que tuve a mi disposición resultó de una profesionalidad impagable.”

 

 

¿Por qué acudir a un corredor de seguros?

  • Ahorro garantizado: mejor relación calidad – precio.
  • Independencia: asesoría imparcial.
  • Atención personalizada y cercanía.
  • Servicio integral.
  • Capacidad financiera, solvencia, profesionalidad.

Si no fuera por mi corredor de seguros la compañía hubiera rechazado el siniestro, teniendo que pagar los daños de mi bolsillo. En todo momento veló por mis intereses y se preocupó por mi

Pedro López

En la correduría prepararon el escrito de reclamación del perjudicado, y enviaron las facturas a la compañía de seguros para que indemnizara a mi amigo

Juan García

La opción planteada por mi corredor de seguros me supuso un importante ahorro y fue aceptada por el banco

Juan José Mayoral